El día tiene muchas horas pero hemos de saber aprovecharlas y organizar nuestras tareas para ser más productivo en el trabajo. Estamos acostumbrados a desarrollar diferentes tareas a lo largo del día, sin embargo, a veces nos resulta complicado organizarlas. Esta falta de planificación no permite que optimicemos nuestro tiempo al máximo y, probablemente por ello nuestra productividad laboral no sea la mejor.

Lo más importante para ser más productivo es tener muy claro de cuánto tiempo disponemos para realizar nuestras tareas y saber clasificarlas según su valor añadido. ¿Quieres ser más eficiente? Sigue nuestros tips para optimizar tu productividad en el trabajo.

1. Organiza tus tareas

Un truco para perder menos tiempo es redactar y organizar tus tareas un día antes de tener que realizarlas. Utiliza las últimas horas de trabajo del día previo para planificar tu próximo día. Un tip imprescindible es organizar las tareas según su importancia. ¿Qué es lo más prioritario? Tómate tu tiempo para saber cuales son aquellas actividades que te propician un mayor valor añadido.

Las primeras 3-4 horas del día son las más productivas y, por ello es necesario que las tareas de mayor importancia y dificultad se desarrollen en ese periodo, así quedarán hechas y no habrá tiempo de procrastinar durante las últimas horas de la jornada laboral. Parece algo muy lógico, pero no todo el mundo realiza las tareas más difíciles para las primeras horas del día.

2. Evita las distracciones

Es importante aprovechar al máximo tu jornada laboral y especialmente las horas en las que te pongas a hacer las tareas prioritarias, por eso es necesario evitar las distracciones como el WhatsApp, Facebook, e Instagram, aunque esto no significa que no puedas tomarte un descanso, de hecho es muy importante realizar pausas de 10 minutos cada hora para relajar tu mente y ser más productivo.

Si eres de los que trabajas desde casa, tendrás que esforzarte mas por evitar las distracciones que te pueden hacer procrastinar fácilmente, apaga la televisión, busca tu espacio, trabaja lejos de la nevera etc… Por ello, es aconsejable trabajar desde un sitio que no sea tu casa, así aumentarás tu productividad laboral, la nueva tendencia son los espacios de coworking.

3. Encuentra tu lugar de trabajo

Como hemos mencionado, trabajar desde casa aumenta las posibilidades de distracción y con ello disminuye nuestra productividad. Por eso, es esencial tener tu espacio de trabajo, ya sea desde una oficina o espacio de coworking. Especialmente un coworking es una buena opción para los emprendedores, autónomos, nómadas digitales y startups ya que, se trata de un espacio dedicado al trabajo, lo que sin duda favorecerá a tu concentración, especialmente porque ves a todo el mundo trabajando y el entorno te induce a hacer lo mismo. Además, durante las pausas que hagas, puedes conocer a gente muy interesante, hacer sinergias e incluso buenos amigos. ¿Todavía no conoces los espacios de coworking? Ven a GandiaCoworking y disfrútalo.

4. Desconecta

Deja el trabajo para la oficina. Si te has organizado bien y has conseguido realizar todas tus tareas y objetivos tienes que sentirte realizado y vivir tu vida sin estar pensando constantemente en el trabajo. Hay que desconectar y hacer las cosas que quieras hacer o estar con quién quieras estar. Este es un tip esencial para ser más productivo en el trabajo. Una mente sana y feliz induce al éxito personal y profesional. ¡Ser feliz también es importante!